Ya está aquí el futuro del trabajo, y es híbrido. El trabajo ya no se limita a la oficina de la empresa; los espacios de trabajo modernos implican que ahora los empleados pasen tiempo tanto en la oficina como teletrabajando. Y a medida que las empresas diseñan e implementan nuevos enfoques híbridos de trabajo, los empleadores deben adoptar nuevas estrategias y entornos de trabajo fluidos para garantizar que sus empleados estén bien equipados en ambas ubicaciones. Esto significa crear un puesto de trabajo que esté configurado ergonómicamente, saludable y cómodo, lo que mejorará la satisfacción de los empleados.

RESULTADOS DEL ESTUDIO


Nuestro reciente estudio a 6.212 profesionales europeos reveló que la satisfacción en el espacio de trabajo se centra en cuatro elementos clave. Es importante señalar que los encuestados, aunque divididos por países, han proporcionado las mismas respuestas sobre lo que los hacía más productivos en su espacio de trabajo. Por tanto, podemos concluir que muchos de estos elementos esenciales para la productividad son más o menos universales, ilustrando las necesidades del entorno de trabajo profesional moderno y sus habitantes.

A estos los llamamos los "cuatro elementos centrales para la satisfacción en el lugar de trabajo":
Aire Limpio
Espacio de trabajo saludable
Entorno seguro
Orden y organización

CONSEJOS DE PRODUCTIVIDAD


 

Cuanto más disciplinado seas, mejores serán los resultados de tu trabajo. No puedes trabajar productivamente si lo haces en pijama. Estarás más motivado para trabajar de manera disciplinada cuando tienes el atuendo adecuado. Especialmente cuando hablas por teléfono o en una videoconferencia, no solo notarás tu la diferencia, pero también transmitirás una buena imagen a tus compañeros de conversación.

Asegúrate de que tu espacio de trabajo en casa y en la oficina sean esencialmente el mismo. Cuanto menos tiempo necesites para repensar o reequipar, más productivo será. Difícilmente perderás el tiempo con tediosas búsquedas o reequipamiento que requiere mucho tiempo y podrás concentrarte por completo en completar las tareas más importantes. Exportar un lugar en el que te sientes productivo a otro resulta fundamental. Crea ese entorno productivo para tu espacio de trabajo.

Establece un cronómetro antes de cada tarea importante. Utiliza un reloj de arena o un cronometro de cocina en lugar del móvil para mantener las distracciones al mínimo. Usa este tiempo (idealmente de 30 a 45 minutos) para las fases de trabajo que requieren concentración. Durante este tiempo de concentración, no permitas distracciones y trabaja exclusivamente en tu proyecto más importante. Mantener una concentración intensa por períodos de tiempo cortos ayuda a focalizarse en el desarrollo efectivo de las tareas.

Para mantener un alto nivel de energía, debes tomar descansos regulares. Idealmente, 45 minutos de estar trabajando concentradamente debe ir seguido de 10 minutos de relajación. Un breve ejercicio de respiración, unos pequeños paseos o brevemente cerrar los ojos te dará nuevas fuerzas para la siguiente ronda de trabajo productivo. El estado de tu lugar de trabajo también influye decisivamente en tu frescura física y mental. Incluso un poco de aire fresco y un cambio temporal en tu posición sentada pueden hacer maravillas.

Para aumentar tu productividad, necesitas un método en el que puedas confiar al 100 por ciento, evitando perder la pista de las tareas debido a la carga de trabajo. Organizar el trabajo es esencial ya que te permite diferenciar las tareas urgentes e importantes de otras que no lo son. Clasificar esa información es fundamental para poder realizar aquellas tareas que no debes olvidar. Como primer paso lo mejor que puedes hacer en este sentido es conseguir un archivador para tu escritorio y clasificar todas las tareas pendientes.

Crear un ambiente de trabajo libre de perturbaciones puede ser un verdadero desafío en una oficina con espacios abiertos. Esto hace que sea aún más importante disciplinarse a uno mismo: por ejemplo, no solo se pueden desactivar notificaciones en el ordenador, sino que también se puede poner el smartphone en modo avión. Además, debemos ponernos de acuerdo con nuestros compañeros sobre la reducción de ruidos y continuas interrupciones no deseadas. A menudo es útil también usar auriculares. Y con el apoyo del empleador, el hardware con tecnología ruidosa puede ser reemplazada por uno más silencioso que promueve la concentración, como también contar con un clasificador que recoja todas las tareas. Trabaja en lugares propicios para rendir. Igual que la biblioteca está pensada para rendir en el estudio, en el hogar disponer de un espacio tranquilo y libre de distracciones para trabajar te ayudará a rendir y ser más productivo.

Lo primero que debemos hacer es crear un espacio tranquilo e inspirador para nuestro lugar de trabajo, donde también puedas aislarte. La mesa de la cocina no es una solución permanente. Si el lugar de trabajo no se crea de acuerdo a criterios ergonómicos, existe el riesgo de problemas posturales a largo plazo. Una buena silla de oficina es una buena inversión. Una mesa o estación de trabajo regulable en altura que te permita alternar entre estar sentado y de pie también es una inversión sensata. Además, dado que nos movemos menos en casa, la regla empírica 60-30-10 proporciona una buena guía: 60% sentado, 30% de pie y 10% en movimiento. Una dolencia provocada por una mala postura es poco saludable y un elemento de distracción. Sacrifica la comodidad de trabajar allí donde te resulte más cómodo por trabajar de la forma que a tu cuerpo le siente mejor. Son dos conceptos diferentes.

Minimiza la montaña de emails en tu bandeja de entrada usando tu mano izquierda. Asigna una tarea a cada dedo, desde el meñique hasta el pulgar. Usa esto como un mnemónico para que cada dedo represente una tarea que debe completarse. Empieza con la tarea asignada al meñique, complétela y luego pasa al siguiente dedo / tarea. Este método te ayudará a concentrarte en cada tarea y a asegurarte de que quedan realizadas. La multitarea no es eficaz en muchas ocasiones: termina una tarea, luego sigue con otra y así sucesivamente. Está demostrado que la atención y la concentración disminuye si ejecutas a la vez dos o más tareas distintas.

Martin Geigler
Martin Geiger: Experto en productividad
Martin Geiger es el principal experto en productividad para personas que piensan y actúan de forma emprendedora y que quieren trabajar de manera diferente y vivir más. Sus iniciativas son implementadas con éxito por numerosos propietarios de pequeñas y medianas empresas y empleados entusiastas de empresas de renombre en toda Europa.

SOLUCIONES FELLOWES


Cuando un producto o solución cumple exactamente con la función para la cual ha sido diseñado, resulta perfecto. Sabes que te proporciona bienestar, esto es satisfacción en el puesto de trabajo.

Descubre nuestras versátiles gamas de productos que te ayudarán a trabajar más productiva y saludablemente: